miércoles, 15 de diciembre de 2010

Ava Rosemeyer: el ángel que volvió al cielo.

"Los niños no mueren, solo van al cielo".

Ava

Hace aproximadamente dos años que conozco la historia de esta pequeña muñequita, y si bien he leído casos y casos de niños que se van al cielo, este es uno de los que mas me consternó.

Ava Rosemeyer fué como una pequeña estrella que hizo un paso fugaz por esta vida. Con su corta edad no llegó a conocer la tristeza, ni las preocupaciónes ni el dolor. Ava llego al mundo el 22 de agosto de 2003 y voló al cielo el 05 de febrero de 2007, con tan solo 3 añitos.
Sheye Rosemeyer y su marido, los padres de Ava, amaban a sus hijos Mason y Luca, pero ambos deseaban con todo su corazón tener una hija. "No hubiera dejado de tener hijos hasta recibir una rosa" - afirmó Sheye.
Ese deseo se hizo realidad cuando el médico le confirmó al matrimonio Rosemeyer que en camino venía una niña.
Sheye, sin poder controlar su felicidad, inmediatamente salió de compras. Visitó las tiendas de ropa de bebes y llenó los carros con juguetes para niñas. Según ella misma cuenta, se pasó los nueve meses del embarazo pintando, junto a su marido, las paredes del dormitorio de la niña de color rosa y restaurando los muebles de sus niños.
El día de "la fecha de vencimiento de su panza" (así se refirió la misma Sheye al día del parto de Ava) todos estaban nerviosos y emocionados. Los niños, Mason y Luca, discutían por quien iba a cargarla primero, el papá iba de acá para allá y las manos le sudaban, la abuela apretaba en sus manos un osito color rosa y el abuelo calmaba a los hermanitos de Ava. La beba nació sin problemas y muy sana. "Fué un parto muy sencillo y dar a luz a mi princesa fué divino", fueron las palabras de Sheye. En eso se convirtió Ava ese día, en la princesa de la familia.
Ava tuvo un crecimiento feliz. Su familia la adoraba, se llebava estupendo con sus hermanos y demostró tener una personalidad deslumbrante. Amaba el baile y la música, y bailar junto a su amiga Kiralee era una de las cosas que mas disfrutaba. Su mamá es fotógrafa, por lo que Ava se convirtió en su modelito, y eso era algo que tumben le apasionaba a la pequeña. Cuandi la niña era todavía pequeña, Sheye amaba vestirla de color rosa y jugar con su pelo decorandolo con accesorios, pero para su angustia, eso era algo que a Ava no le simpatizaban ni un poquito. Su mamá dice que eso solo lo hacía por capricho, porque después del nacimiento de Ivi, la hermanita menor de Ava con la cual hay muy poca diferencia de edad, la princesa Ava comenzó a amar la ropa femina, los accesorios para el pelo, los pintalabios y esmaltes de uñas; de un momento a otro su ropero acabó de llenarse con toda la linea de vestidos Barbie Fantasy.
Ava era adorable, al igual que sus hermanos. Y amaba jugar y pasar el tiempo con Mason, Luca, y sobretodo cuidando de Avi. Gozaba mucho de la lectura de cuentos y de las historias de princesas y bosques encantados. Era muy mimosa y le gustaba decirle a su mamá y a su papá, casi en un susurro, "I love so much". También le gustaban las cosquillas y casi nunca se hallaba de mal humor, pero si en algún momento se molestaba por algo, su sonrisa enseguida volvía a su rostro. Se divertía robandole comida a su papá y siempre le pedía, tiernamente, "un poco mas".
Todas las noches, antes de dormir, rezaba una orazión y le indicaba su mamá donde iba cada cosa, y si su dormitorio no estaba ordenado, entonces tenía que ordenarlo antes de dormir. Su mamá acosataba a las niñas, mientras que su marido hacía dormir a los niños. Entonces Ava, una vez en la cama, le decía a su mama "Mami, debo levantarme para darle un abrazo mas a Maso y a Luca", y así iba, descalza, hasta la habitación de sus hermanos.
había algo que Ava amaba sobre cualquier otra cosa, y era su abuelo. El vivía en la casa de al lado, por lo que había compartido con ella practicamente toda su infancia. El era quien llevaba  y recogía a Ava del jardín todos los día. El era quien le daba chocolates a escondidas mientras sus papás no lo veian. Era el quien cumplía con todos los caprichos de Ava, y ella, agradeciendole, le cantaba, siempre como un susurro, "tu eres mi sol".

Una semana antes de aquel trágico 03 de febrero, Sheye había estado de viaje, y Cryton, su marido, se había quedado con los niños. "Cuando llegué de aquel cansador viaje, lo único que deseaba era estar con mi familia, y eso hice", cuenta Sheye.
Como la familia Rosemeyer vivía al lado de la casa del abuelo de Ava, habían decidido poner un gran muro que rodee las dos casas, así los niños podrían moverse con tranquilidad entre las dos propiedades.
La tarde del accidente, Mason le pidió a su mamá que loa yude a remodelar unas cosas en su cuarto. Entonces Sheye, Mason y Luca subieron al cuarto, mientras Ava miraba televisión en el comedor y Cryton sacaba de paseo a Ivy.
Ava advirtió que se había dejado unas cosas en el auto que estaba estacionado entre la casa de su abuelo y su casa, y le pidió permiso a su mamá para ir a buscarlas. Sheye le dijo que vaya, pero que entre rápido, que no se detenga con nada porque hacía calor para estar afuera.
Eso hizo Ava. Fué hasta el auto y buscó sus cosas, pero las puertas se trabaron por dentro y Ava quedó encerrada, sin poder pedir ayuda para salir. Sheye advirtió que no se escuchaban ruidos en el comedor y bajó para ver si la niña había regresado y se encontró con el lugar vacío, salió a buscarla y la vió desmayada dentro del auto. Había sufrido un golpe de calor que la dejó asfixiada. Urgentemente llamaron a las ambulancias mientras trattaban de enfria su pequeño cuerpo. Media hora tardaron en llegar los de servicios de emergencias. La cargaron y la llevaron. En el hospital le dijeron que había grandes probabilidades de Ava muera, y en ese mismo instante el mundo se derrumbó para la familia Rosemeyer, mas aún para Sheye. Los siguientes 2 días Ava mejoró razonablemente y el médico le dijo que er aun buen momento para viajar a la casa donde estaban sus otros niños. Cryton y Sheye dudaron en irse, pero viendo que Ava ya estaba fuera de peligro y que Angie, la hermana Sheye cuidaría de ella,  decidieron que ver a sus niños era lo mejor. La casa solo quedaba a dos horas del hospital y cuando estaban a medio viaje una enferma del hospital los llamó para decirles que Ava había sufrido un paro cardiorespiratorio, y que estaba grave. Cuando llegaron Ava ya había volado al cielo.

"Es muy difícil tratar de imaginar una vida y una familia sin Ava.Han pasado meses y años, he meditado largo y tendido. Ella era un alma hermosa, totalmente encantadora, y la hemos perdido, pero aún sigue con nosotros, viéndonos desde el cielo. Era una niña feliz, y nunca tuvo un día triste. Sabía cuanto la amabamos y la cantidad de cariño que le dabamos.
Cada día nos esforzamos por comprender lo que ha sucedido. ¿Cómo podrían nuestros días perfectamente normales no verse afectados por semejante pesadilla? ¿Como podemos aceptar que perdimos una de nuestras posesiones más preciadas en un abrir y cerrar de ojos? Nuestro mundo está completamente alterado sin ella, nada volverá a llenar el vacío que queda y nuestros corazones para siempre estarán con el dolor de su falta" - Sheye Rosemeyer.
                         

Ava



Ava y su abuelito.
Mason, Ava, Ivy, Luca.

Ava, Mason y Luca.

10 comentarios:

  1. una historia muy triste, a la vez injusta, muchas veces la gente se va antes de tiempo. muy lindo como escribis te atrapa de verdad..

    ResponderEliminar
  2. totalmente emocionante, es horrible que pasen estas cosas,, pero sin duda tenes una muy linda la forma de contar, felicitaciones

    ResponderEliminar
  3. No llore porque me las aguante, escribis muy bien!
    Que de injusticias en la vida, mirar esas imagenes de esa nena llena de luz,y saber que no esta mas es horrible..

    ResponderEliminar
  4. La mejor de todas, la leo y la vuelvo a leer y lloro.. ESA NENA ERA PERFECTA, MIRA ESAS FOTOS! Ahora estoy viendo fotos en Internet .. Gracias por hacernos conoces estas cosas, y asi nosotros poder transmitirlas a los demás.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  5. mi sobrinita candela tenia la misma edad cuando nos dejo de un dia para el otro por una mala atencion de los medicos ya hace un año de su partida y duele como el primer dia era un angelito con su sonrisa iluminaba todo nuestro mundo se derrunbo..pero se que sigue con nosotros y debe estar jugando en el cielo con muchos otros niños en un lugar donde no hay sufrimiento y todo es alegria y felicidad

    ResponderEliminar
  6. que negligencia por parte de la madre...aun no entiendo 3 años y le dejas que vaya al auto para sacar algo...ella esta definitivamente loca...yo con un sobrino de 7 años y siempre estoy mirando que anda tramando por ahi...que mujer mas.....ni siquiera hay palabras para describirla..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad la historia no fue asi.... El abuelo fue quien la dejo salir no shey :/

      Eliminar
  7. Nose como llegue aquí pro me siento muy mal aveces pasan cosas que no te explicas el por que ?? Me recuerda ami primita de casy dos añitos que murió ahogada en una cubeta con agua quiso agarrar su muñequIta y callo con sus piesitos así arriba, diosito los tenga en su santa gloria :(

    ResponderEliminar